Los Corales

Los Corales

Los hay de diferentes tamaños, formas y colores y se estima que hay más de 2500 especies. Cómo todo celenterado, están provistos de nematocistos que usan para su defensa.

El hombre se puede lesionar, con el contacto de determinadas especies que por su forma constituyen verdaderos agentes cortantes; los que son capaces de hacernos heridas diversas.

Algunas especies son más urticantes que otras, y es el caso de los llamados ”Corales de Fuego”, de la familia Milleporidae, que cuando son tocados descargan sus nematocistos, liberando su tóxico urticante; el que producirá un dolor con sensación quemante; enrojecimiento (que a veces marca el contorno del coral en la piel); ronchas, etc.

Por eso cuando buceamos entre corales, debemos admirar su belleza y no tocarlos; hay que evitar nadar en zonas de arrecifes coralinos que se encuentren a muy poca profundidad; y si por algún motivo tenemos que tocarlos debemos hacerlo con la correcta protección (guantes)

Es muy importante no destruirlos y cuidarlos, para eso no debemos pararnos, ni arrojar objetos pesados sobre estos; ya que así ayudamos a preservarlos.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.