Celenterados

Integran este grupo las medusas, anémonas, corales, etc.

Las Medusas conocidas popularmente cómo “Aguas Malas” son simples organismos que tienen simetría radial de varios tipos; compuestos por una estructura gelatinosa transparente que es la constitución general de estas. Una característica que comparten es la presencia de nematocistos, que son estructuras especializadas que usan para la defensa y captura de peces.

Algunas de estas especies son más tóxicas que otras, y es el caso del llamado “Barquito Portugués” (Physalia physalis) que es de color azul principalmente; y que frecuenta nuestras costas sobre todo al final del invierno o por la entrada de algún cambio climático.

Otra de las especies es el “Dedalillo” (Linuche unguiculata) que es un organismo en forma de casquete o dedal, que mide aproximadamente cómo 2 centímetros de longitud y de pigmentación carmelita. Estos se desplazan mediante constantes movimientos pulsátiles; apareciendo a veces en grupos extensos cerca de la superficie del agua, que a distancia asemejan grandes natas pardas.

El hombre se lesiona por contacto directo con estas especies; que descargan sus nematocistos y estos liberan sus toxinas. El cuadro clínico puede estar dado por: afecciones en piel; dolor local; picazón y manifestaciones diversas que varían de acuerdo a varios factores.

Si esto ocurre, debemos salir del agua lo antes posible; no restregarnos arena en la piel ni rociarnos agua dulce, y acudir a la instancia de salud más cercana donde recibiremos tratamiento médico.

Preventivamente es importante no bañarnos en zonas donde se han reportado presencia masiva de celenterados y no hacerlo después de tormentas atmosféricas; además usar traje isotérmico durante el buceo si es posible.

Leave a Reply

Your email address will not be published.